Para los apasionados de la historia del motor, de los superdeportivos o los coches antiguos, Loctite aconseja la visita a cinco espectaculares museos de automóviles: Cité de l'Automobile, Donnington Grand Prix Collection, Petersen Automotive Museum, Louwman Museum y Museo Mille Miglia.

- Cité de l'Automobile. Es uno de los primeros y más importantes museos del automóvil de mundo, en el que se pueden encontrar más de 500 modelos históricos de marcas tan conocidas como Bugatti o Rolls-Royce, entre muchas otras. Además de poder admirar sus impresionantes modelos, en la Cité de l'Automobile, situado en Mulhouse (Francia), también se pueden realizar otras actividades, como ejercer de mecánico en un pit-stop de Fórmula 1, correr en minikarts, arrancar un vehículo de época a manivela, o incluso subirse en un simulador de vueltas de campana.

- Donnington Grand Prix Collection. Situado en Leicestershire (Reino Unido), es el mayor museo del mundo relacionado con la competición de motor y está especialmente dedicado a la Fórmula 1. En él se puede encontrar gran cantidad de monoplazas históricos, que fueron pilotados por pilotos de leyenda como Tazio Nuvolari, Juan Manuel Fangio, Jackie Stewart, Nigel Mansell y muchos otros.

- Petersen Automotive Museum. Situado en Los Ángeles, está considerado como uno de los mejores museos de coches de Estados Unidos. Tras un parón, el museo volvió a abrir sus puertas en el año 2015 con un aspecto totalmente renovado y con una gran cantidad de avances tecnológicos que hacen de la visita toda una experiencia. El museo está dividido en tres áreas (Historia, Industria y Diseño artístico), en las que se presentan multitud de exhibiciones interactivas y colecciones privadas. También tiene un espacio para los más pequeños de la mano de Pixar y la saga Cars.

- Louwman Museum. Toda una institución en Holanda, su historia se remonta a la década de los años 30 y abarca dos generaciones familiares. Cuenta con una colección de más de 250 coches clásicos que está considerada como la mejor de los Países Bajos y una de las más destacadas de Europa. Algunos de los modelos que alberga en sus instalaciones son el BMW 328 roadster, el Lancia Astura Pininfarina o un Ford Deuce Coupe de 1932.

- Museo Mille Miglia. Abrió sus puertas en el año 2004 por unos aficionados entusiastas de esta histórica carrera, la Mille Miglia era (y todavía es) una carrera que se disputaba en carretera abierta, similar a otras como la Targa Fiorio o la Gumball 3000. El museo está situado en Brescia (Italia) y en él se pueden encontrar más de 450 modelos clásicos, la mayoría de ellos pertenecientes a la época comprendida entre 1927 y 1961.

También hay museos de marcas como Audi, Mercedes o BMW que contienen modelos históricos. “Todos ellos son historia viva de la automoción”, según Loctite, “y sirven, además de para el deleite de la vista, para hacerse una idea de la evolución del coche hasta nuestros días”.