Iveco ha empezado a reducir los precios de sus recambios. De las 100.000 referencias que manejan sus talleres, el objetivo es rebajar un total de 26.000, los más usados, entre un 25% y un 30%. La estrategia se inició el último cuatrimestre del pasado año, con la bajada de 10.000 referencias un 30% de media. De enero a mayo de este año, han incluido otras 4.000 más con un 26% de ahorro, según explican en Cinco Días.

La campaña para reconducir a los camioneros hacia los talleres de Iveco incluye también un descuento en la mano de obra, con ofertas de reparaciones con precios cerrados.

Fabio Santiago, responsable de Posventa de la marca italiana de vehículos industriales, explica que la estrategia ha conseguido reducir la caída de facturación. Si el pasado año el descenso fue del 15%, de enero a mayo se ha contenido a un 3%, según los datos del fabricante.

El plan, cuyo objetivo principal es sostener económicamente los concesionarios, tiene el nudo gordiano en compensar la reducción de ingresos vía precios con el aumento del volumen de negocio. Y, de paso, reconquistar a muchos clientes que han abandonado los talleres oficiales por la crisis.

Para mejorar la percepción del servicio, Iveco posventa ha puesto en marcha un sistema que garantiza que los recambios están en los talleres en 24 o como mucho 48 horas. "Aunque en algún caso, ha supuesto que una pieza de 250 euros nos haya costado 2.500 euros, sin coste añadido para el cliente", dice.