Las matriculaciones de vehículos industriales, autobuses, autocares y microbuses alcanzaron en el mes de julio 2.215 unidades, lo que supone una subida del 1,9% respecto al mismo mes de 2017. Entre enero y julio, este tipo de vehículos han alcanzado las 16.130 unidades registradas, lo que se traduce en un aumento de las comercializaciones del 5,3% en comparación con los primeros siete meses del año pasado.

En el mes de julio, las comercializaciones de los vehículos industriales ligeros (entre 3,5 y 6 toneladas de masa máxima), crecieron un 9,2% frente al mismo mes de 2018 al quedarse en 71 matriculaciones. Sin embargo, es una tasa de crecimiento inferior a lo que lleva en el año, con un 20,5% de incremento en el conjunto de 2018 y 464 unidades matriculadas. En el caso de los industriales medios (de entre 6 y 16 toneladas), en julio alcanzaron las 435 unidades matriculadas, con una fuerte subida del 48,5% frente a idéntico mes de 2017. Entre enero y julio de este año se han matriculado 2.371 unidades, lo que supone un ascenso del 13,3% respecto a los registros del mismo periodo del pasado año.

Los vehículos industriales pesados (de más de 16 toneladas) registraron en julio un descenso en sus entregas del 7,5% respecto a julio de 2017, con un total de 1.477 unidades matriculadas. Pese a esta caída, son los que más unidades venden del segmento en el mes de julio. En el conjunto de los siete primeros meses del año, se vendieron 11.187 unidades, lo que se traduce en un incremento del 3,5% en comparación con el mismo periodo del pasado año. En julio, se comercializaron 1.085 tractocamiones, un 11% menos que en el mismo mes de 2017. Esta tendencia negativa afecta al acumulado del año con 8.610 unidades entregadas y una caída del 1,4%.

Por su parte, en el pasado mes de julio, se matricularon 232 unidades de autobuses, autocares y microbuses, cantidad que representa un 6% más que en julio del año pasado. En el periodo enero-julio de 2018, la tónica del mercado es positiva: crece un 3,8% frente al mismo periodo de 2017 y alcanza las 2.108 unidades matriculadas.

Además, en julio, se han matriculado 19.066 vehículos comerciales ligeros. Esta cifra supone un incremento de las entregas del 5,3% en comparación con el mismo mes del pasado año. El periodo entre enero y julio mantiene el crecimiento a doble dígito registrado meses atrás, con un 10,6% de alza en las comercializaciones, hasta las 132.217 unidades entregadas.

En los siete primeros meses del año, las furgonetas lideran el mercado por volumen de matriculaciones, con un total de 73.705 unidades vendidas, lo que supone un crecimiento del 8,3% frente al mismo periodo de 2017. En julio, se han comercializado 10.846 unidades, un 7% más.

Los vehículos pick-up continúan en su estela ascendente, registrando las tasas de crecimiento más altas. Sus ventas se incrementaron en un 31% en el mes de julio, hasta las 829 unidades y en el conjunto del año registran un crecimiento del 44,5%, hasta las 6.181 unidades. Sin embargo, los derivados de turismo han estancado sus ventas en el mes de julio, matriculando 89 unidades. En el conjunto del año, las entregas de estos automóviles caen un 31,7%, hasta las 632 unidades.