La Junta Directiva de Aeca-ITV ha aprobado el código ético de la asociación, que es la expresión de su compromiso ético y la herramienta para que éste sea una realidad a través de la tolerancia cero con los incumplimientos y procesos de gestión basados en la mejora continua.

“Estamos convencidos de que su implantación es necesaria y vital para el cumplimiento de los compromisos de la asociación frente a terceros, asociados, proveedores, empleados y organismos públicos; para su objeto social; y para ser el instrumento de servicio a los ciudadanos que constituye la razón de ser de Aeca-ITV”. En ese sentido, aseguran que “nuestras relaciones con las Administraciones y con cualquiera otro, nuestras actividades diarias y nuestras relaciones personales, las llevaremos a cabo en el escrupuloso cumplimiento de la legalidad vigente”.

Para evitar la mala praxis, la Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos establece como prioritario el principio de tolerancia cero frente a cualquier conducta, práctica o forma de corrupción, así como frente a actos como ofrecer dinero, bienes, servicios o cualquier tipo de ventaja para obtener de manera ilícita beneficios para la asociación o sus miembros. “Además de ilegales, dichas prácticas perjudican la reputación de la asociación y sus miembros”, reconocen desde Aeca-ITV.

Asimismo, fundamenta su código de conducta en el principio de competencia, que garantice la calidad del servicio al ciudadano en relación con la seguridad vial y la protección medioambiental, y el de transparencia en sus relaciones con las Administraciones y en su actividad asociativa.

El código ético de Aeca-ITV defiende la seguridad vial, la protección del medio ambiente y la salud de las personas. Así, sus actuaciones se desarrollarán bajo principios irrenunciables como son la independencia, la capacidad técnica, la innovación, la seguridad y el medio ambiente, “que aseguren la calidad y efectividad para la sociedad del servicio de inspección técnica de vehículos”.

Teniendo en cuenta que el objetivo del servicio de ITV son los ciudadanos, conductores o no, su seguridad vial y su salud a través de la protección medioambiental, se establece “una política basada en la justicia, la integridad y el respeto que incluye el compromiso con sus empleados en igualdad de oportunidades, formación y desarrollo profesional, conciliación, diversidad y la prevención del acoso o el menoscabo de su dignidad”.

Por otro lado, el Sistema de Prevención de los Delitos y el Cumplimiento Normativo de Aeca-ITV ha previsto un canal de denuncias y sugerencias para que las personas y entidades con las que se relaciona puedan denunciar, trasladar preocupaciones o preguntar cuestiones en relación con posibles delitos o incumplimientos normativos, o cualquier actuación o práctica en contra de los valores y líneas de actuación contenidos en el Código Ético.