Durante el Congreso de Ancera celebrado en Madrid, David González (Glezco) repasó la problemática a la que se enfrentan las empresas familiares, enfatizando como punto crítico a la sucesión, tanto a nivel de propiedad de las empresas como en el liderazgo del negocio. González aportó algunos datos, como el hecho de que sólo el 35% de los negocios pasan a la segunda generación y menos del 13% alcanzarán la tercera. “Y cabe destacar que solo el 9% de estas empresas tienen protocolo familiar y que 2 de cada 3 no tienen planificada la sucesión”, añadió.

A continuación, Montse García (Aicrag) expuso el caso de su empresa, que está en plena transición de primera a segunda generación. Montse es uno de los miembros de la "Generación Selfie" que han terminado con éxito el I Master en Gerencia y Dirección de Equipos que Talleres en Comunicación y Posventa.info han promovido y que ha sido desarrollado por Carsmarobe.

García resaltó el compromiso “casi genético entre los miembros de la familia, como aspecto fundamental. Pero lo importante no es basarlo todo en la familia, sino buscar las personas más válidas para ejercer ese trabajo. No hay que mirar el apellido, sino las aptitudes de cada uno”, explicó

Asimismo, Montse habló de los retos del futuro, en su caso, uno de ellos es la digitalización. “No se trata de automatizarlo todo, sino que hay que analizar los datos, tener un plan y tomar decisiones. Si estás cerca del cambio podrás realizarlo rápidamente cuando llegue el momento”.