La Asociación de Peritos de Seguros y Comisarios de Averías (Apcas) ha formado parte del XII Congreso Nacional de la de la Sociedad Española de Valoración de Daño Corporal (SEVDC) y VIII Congreso Hispano Luso, patrocinando la mesa redonda “El futuro de la pericia aseguradora”.

Durante el encuentro se habló del conocido como “nuevo baremo” de la Ley 35/2015, la cual lleva en vigor poco más de 14 meses y con la que se pretende individualizar el daño, profundizar más en cada perjudicado, defender al paciente para que se le trate de forma más adecuada y personalizada, que se determinen y valoren sus lesiones de manera más profesional.

Según Xavier Coca Verdaguer, presidente Secció Dret de la Circulació del Ilustre Colegio de La Abogacía de Barcelona, lo que se ha conseguido es multiplicar el trabajo de abogados y peritos de seguros médicos para mejorar en el servicio de aquellos asegurados que tengan daños físicos, lo que no es tarea fácil. A partir de ahora, se consigue dar más importancia a la valoración médica y se ve “un futuro muy alentador” para la pericia en ese campo, ya que se le está dando más valor al perito, al valorador del daño.

Sin embargo, Ángel Amilibia Hergueta, médico perito de seguros y presidente de tuMédico.es, indicó que ha habido "amenazas y menosprecios" a los peritos desde que entró en vigor la Ley 35/15, denunciando la falta de conocimiento de dicha Ley por parte de la abogacía, y propuso que los abogados se apoyen en los peritos de seguros médicos para valorar de tal forma que las compañías lo harán igualmente.

En lo que todos los ponentes estuvieron de acuerdo fue en la afirmación de César Borobia, médico perito de seguros y profesor titular de Medicina Legal, de que la formación e información son el camino para que esta nueva Ley dé sus frutos, señalando Carlos Fernández, responsable de Negocio y Gerencia de Riesgos en España del Grupo Asegurador francés Société Hospitaliére d´Assurances Mutuelles (SHAM), la necesidad de conseguir que todos los peritos de seguros médicos trabajen al unísono y de forma consensuada, sean objetivos y claros en sus informes clínicos y trabajen por y para la pericia médica, respetando la labor de sus compañeros.