La estación para la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) de Mérida, en Badajoz, ha revisado este año un total de 42.695 coches, de los que un 19% no ha pasado la primera revisión, publica 'El Periódico de Extremadura'.

 

Según datos aportados por la Consejería de Fomento, por la estación emeritense han pasado este año 632 coches menos, pero del total de inspecciones realizadas, el 70% aún corresponde a modelos con más de diez años de antigüedad.

Las cifras reflejan que el número de inspecciones realizadas se ha reducido un 1,4% al pasar de las 43.327 registradas en 2013 (de enero a septiembre) a las 42.965 de este ejercicio. La tasa de rechazo es del 19%, es decir, que más de 8.000 vehículos han tenido que repetir la revisión.

Así, casi un 35% de las inspecciones desfavorables se debe a problemas en el alumbrado y la señalización, mientras que un 16% corresponde a fallos en los frenos. Ejes, ruedas, neumáticos y suspesión causan el 12% de rechazos y los problemas de acondicionamiento exterior, carrocería y chasis, un 10%.

En menores porcentajes también se detectan problemas en la dirección (5,7%), identificación (4,7%), emisiones contaminantes (1,79%) y acondicionamiento interior (1,27%).