Cetraa y Conepa han hecho llegar a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, así como a los directores generales con competencias en Empleo de cada una de las 17 comunidades y las dos ciudades autónomas, la petición de aprobar con carácter de urgencia los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) por fuerza mayor presentados por los talleres, a los que se están viendo obligados a recurrir por falta de trabajo en el actual estado de alarma, que, tal y como ha anunciado el presidente del Gobierno Pedro Sánchez, se prolongará hasta el próximo 11 de abril.

Las organizaciones empresariales transmiten “la honda preocupación que están viviendo los talleres, con una paralización masiva y generalizada de afluencia de vehículos a sus instalaciones”. Las dos entidades consideran esta medida como “imprescindible” para garantizar la supervivencia de las empresas y el mantenimiento de los puestos de trabajo.

Para ello, Cetraa y Conepa han hecho llegar a las autoridades competentes un documento en el que se razonan todas y cada una de las causas sobrevenidas, “y por las cuales muchos talleres se ven forzados a cerrar sus puertas”. Seis son los puntos básicos de dicho informe que se respaldan con datos objetivos y base jurídica:

  1. Restricciones a la movilidad de las personas en el estado actual de alarma por la crisis del COVID-19.
  2. No apertura de la actividad por imposición de la autoridad.
  3. Falta de suministros de recambios y otros productos necesarios para la reparación de vehículos.
  4. Protección de la salud de los trabajadores.
  5. Contagio de la enfermedad en sus plantillas y aislamiento.
  6. Absentismo de los trabajadores.

En base a todo ello, Cetraa y Conepa “ruegan que se reconozca, de forma automática y sin necesidad de informe potestativo de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, la autorización de ERTE por fuerza mayor y la resolución de los expedientes a la mayor brevedad posible”.

Las dos organizaciones, que agrupan a 47 asociaciones de talleres y cuentan como miembros directos con 35.000 empresas, subrayan que su “desesperada situación también la avala, además de los anteriores factores expuestos, el dato objetivo ofrecido por el ministro de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana durante su comparecencia pública, el pasado 18 de marzo, que cuantificó el descenso en la movilidad por carretera en un 89% durante los primeros cuatro días de estado de alarma en comparación con las mismas fechas del año anterior”.