Desde el 30 de noviembre hasta el 8 de enero, el control de los accesos a Madrid Central será manual y los clientes de los talleres ubicados en el interior del Área podrán acceder mostrando un justificante de la cita con el taller o presupuesto. A partir del 8 de enero de 2019, el taller deberá darse de alta en el sistema de gestión y control de accesos para poder tramitar los permisos de entrada de los vehículos de los clientes ante la Oficina de Madrid Central del Ayuntamiento.

De momento, y durante 2019, se permitirá la entrada a los talleres de cualquier vehículo independientemente de su categoría de clasificación ambiental. A partir del 1 de enero de 2020, sólo se permitirán vehículos con distintivo ambiental.

Asetra ha enviado una circular con carácter meramente informativo a los talleres asociados NO afectados por Madrid Central, mientras que los socios de la asociación con instalaciones en la zona han recibido información personalizada.

Además de dar un tratamiento de ayuda directo a los talleres asociados afectados (con consejos para informar a sus clientes), Asetra también ha preparado documentación específica para el resto de los talleres que, sin estar ubicados en Madrid Central, sí están cercanos a la zona y pueden verse afectados indirectamente por su puesta en marcha (fundamentalmente por el riesgo que tienen sus clientes de entrar involuntariamente en la zona restringida y ser sancionados). En total son unos 120 centros.