La Comisión Nacional de la Competencia (CNC) ha impuesto una multa de 181.856 euros a Mazda Automóviles España por limitar a los talleres independientes la prestación de servicios de reparación y mantenimiento, así como la utilización de recambios y la limitación de información técnica necesaria para el mantenimiento y la reparación de vehículos de la marca.

El 11 de abril de 2011, la Dirección de Investigación de la CNC abrió un expediente sancionador contra Mazda por una posible conducta anticompetitiva, derivada de los acuerdos explícitos e implícitos con su red de servicios autorizados, que podrían limitar a los talleres independientes la reparación y mantenimiento.
Las conductas analizadas tenían su origen en una denuncia presentada por un particular por una posible infracción de la normativa de competencia en relación con la denegación del reconocimiento de la garantía de su vehículo para una reparación, tras haber sido previamente mantenido en un taller independiente.
El pasado 16 de noviembre, la CNC emitió una resolución en la que considera que el conjunto de conductas analizadas constituyen una única infracción de la Ley de Defensa de la Competencia y del Tratado de Funcionamiento de la UE. Esto se debe a que la firma habría restringido la competencia de los talleres independientes que prestan servicios de reparación y mantenimiento de vehículos Mazda durante la vigencia de la garantía del fabricante, limitando la libertad de elección de taller por parte del propietario del vehículo.
"Se trata de una infracción única y continuada, al menos desde el año 2005" que ha tratado de "restringir la competencia que pueden generar los talleres independientes en la prestación de los servicios de reparación y mantenimiento de vehículos Mazda en periodo de garantía", ha explicado la CNC.