La gestión de los equipos, el deporte y su traslación a la gestión de grupos en el ámbito empresarial protagonizaron la ponencia de Pepu Hernández, ex-seleccionador nacional de baloncesto, en el Congreso de Aser. “El deporte no son sólo éxitos, sino también valores. Es importante trabajar las relaciones personales para construir un equipo”, comentó.

“Es importante generar confianza y demostrarla con el comportamiento. También definir roles, que el equipo sea capaz de confrontar tus opiniones. También es vital la generosidad, dar más de lo que se espera recibir. Y la humildad”, explicó el ex-seleccionador y premio Príncipe de Asturias.

Hernández recordó la importancia del equilibrio entre trabajo, descanso y ocio, y de que cada miembro del equipo tenga claras sus misiones; todo ello con una comunicación abierta y directa, tanto a nivel individual y de grupo. “Si una idea es colectiva, aunque no sea la mejor, funcionará. Y sin imposiciones, siempre que sea posible”, añadió.

A continuación, hubo un debate con el propio Pepu, junto a Alexis Martín-Tamayo (Mr. Chip) y los ex-jugadores Alfonso Reyes y Joe Arlauckas. El liderazgo natural o la adaptación a nuevos equipos centraron la conversación.