La Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto) ha valorado positivamente “la sensibilidad y el apoyo que los partidos políticos han mostrado en el Congreso de los Diputados al desarrollo del coche autónomo en nuestro país”.

Para la patronal de los concesionarios, “este respaldo supone un planteamiento relevante para que España no pierda el tren del cambio tecnológico que está afrontando el sector, ya que la industria vinculada al coche autónomo podría traer consigo nuevas oportunidades e inversiones para la automoción española”.

En cualquier caso, Faconauto considera que el desarrollo de la tecnología a autónoma “pasa irremediablemente por el impulso en paralelo de la movilidad eléctrica, por lo que es clave que desde las Administraciones Públicas se redoblen los esfuerzos, con políticas, legislación y compromisos presupuestarios suficientes, para hacer que ese impulso se convierta en realidad”.

La patronal ha indicado que, para que el coche autónomo y eléctrico sea un motor económico para España a medio plazo, “es necesario que se aborde su desarrollo desde un enfoque global que dé como resultado un plan integral, fruto del trabajo coordinado de Administraciones Públicas, fabricantes de vehículos y componentes y de redes de distribución”.

Faconauto recuerda que el coche autónomo puede suponer una oportunidad económica real. Al respecto, el grupo de reflexión independiente Policy Network, en un estudio encargado por Nissan Europe, apuntó recientemente que los vehículos autónomos supondrán, al principio, un incremento del 0,15% de la tasa de crecimiento anual europea en las próximas décadas. Como resultado, el Producto Interior Bruto de la Europa de los 28 será un 5,3% más elevado en el año 2050 que en la actualidad. Los vehículos autónomos habrán aportado hasta dicha fecha un total de 17 billones de euros al PIB.