El servicio consiste en asesorar jurídica y técnicamente a los talleres para que éstos orienten, en sus reclamaciones, a los usuarios afectados por “prácticas abusivas de las Aseguradoras”, como son calificaciones injustas de siniestro total, obstaculización de la libre elección de taller, exigencia de recambios de calidad inadecuada o valoración insuficiente de la reparación.

En la memoria, que recoge 256 casos que ha atendido el Gremi en los tres últimos años, procedentes de 171 talleres de la provincia, se han visto involucradas 28 compañías aseguradoras

El 54% de los casos de siniestro asesorados corresponde a reclamaciones contra la compañía del conductor culpable y el 34% han sido contra la propia compañía del afectado. En ambas situaciones, se ha necesitado la intervención de un abogado por la parte perjudicada a través del Servicio Pericial, además de la contra-peritación aportada en los casos muy frecuentes de valoración insuficiente por la propia compañía.

El 12% restante de los expedientes ha sido casos de discrepancias con las aseguradoras en la valoración del vehículo siniestrado, donde se ha conseguido un valor de mercado suficiente para que el perjudicado pueda verse resarcido.

La conflictividad generada por las prácticas impropias de las aseguradoras es real, según el Gremi, pero los perjudicados pueden combatirla reclamando sus derechos fundamentados en el cumplimiento de la legalidad

Mediante las valoraciones contrastadas, certificados periciales y procedimientos normativos que el Servicio Pericial del Gremi de Barcelona ha aportado en los casos de usuarios de talleres afectados, se están consiguiendo, según la entidad, “resultados positivos y muy prometedores en defensa de la reparación y las indemnizaciones justas”. En este sentido, destaca que la indemnización final ha aumentado de media hasta tres veces más que la propuesta inicialmente por la aseguradora.

Con esta experiencia, el Gremi afirma tener “la satisfacción de haber contribuido a acumular jurisprudencia en defensa de los perjudicados por siniestros, y así los talleres que pueden llevar a cabo el trabajo y fidelizar a su cliente. El taller demanda herramientas para ofrecer un valor añadido al usuario del vehículo, que libremente lo escoge como reparador ,y el Servicio Pericial está siendo un sello diferenciador para los agremiados”.