El mercado de turismos en febrero registró un incremento del 26,1% y un total de 86.717 unidades, el mayor volumen para un mes de febrero desde el año 2010. De la misma forma, en los dos primeros meses del ejercicio, el crecimiento es de un 26,7% y un total de 154.836 matriculaciones.

 

La tendencia alcista del mercado de turismos que lleva ya con este mes, 18 meses de crecimiento continuado, está marcada principalmente por los pasos del Plan Pive. Sin duda, el programa de incentivos para rejuvenecer el parque de vehículos ha demostrado su efectividad en el mercado de turismos, en el crecimiento económico del país y además ha cambiado la actitud de la sociedad mejorando el entorno y activando el consumo.

El pasado viernes se aprobó en el Consejo de Ministros la séptima edición del Plan Pive, que permitirá que el mercado de turismos registre su mejor dato trimestral de los últimos cuatro años, puesto que todavía quedan fondos disponibles para una parte importante del mes de Marzo.

Si queremos continuar con el crecimiento del consumo privado en España y recuperar más rápidamente los niveles de confianza de la sociedad española, la clave estará en la continuidad de estos planes durante todo el año 2015, ya que hoy en día todavía existen desequilibrios y obstáculos en la economía española, como una elevada tasa de paro y una baja financiación que impide un normal funcionamiento del consumo interno.

En palabras de David Barrientos, Director de Comunicación de Anfac, el mercado de turismos está teniendo un desarrollo muy bueno y no debe pararse. “El Plan Pive es nuestro mejor aliado para seguir manteniendo el ritmo de crecimiento ya que todavía no alcanzamos los volúmenes del periodo pre-crisis”.

La aprobación del Plan Pive 7 mejorará los resultados del primer trimestre, pero tenemos que mirar más allá. El contexto económico todavía tiene que asentarse hasta llegar a todos los rincones de España. Además, la tasa de paro sigue siendo muy elevada y por lo tanto esto puede tener un reflejo directo en la economía española, haciendo que se ralenticen las matriculaciones y el consumo interno en el segundo trimestre del año”, agrega acto seguido.

Por su parte, el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, recalca que “el mercado viene registrando crecimientos de dos dígitos, pero no olvidemos que es el Pive el que ahora mismo sostiene la demanda incentivando la confianza y animando a la compra”.

Teniendo en cuenta que más del 91% de los 175 millones de euros de dotación de la recién aprobada séptima edición se deben destinar a cubrir las operaciones de la prórroga de la versión anterior, es necesario que el sector tenga garantizada la continuidad de los planes en 2015 para evitar un parón en las ventas, que acumulan ya un año y medio de crecimiento continuado, apunta.

Como todos sabemos, prosigue en su discurso, estos programas no pueden tener una extensión indefinida aunque las ayudas son directas al comprador. “Tampoco nosotros lo pedimos porque somos un sector corcho que se recuperará de forma natural en cuanto las mejoras macro se trasladen al bolsillo de las familias”.

Finalmente, Jaume Roura, presidente de la patronal de los concesionarios Faconauto, asegura que el Pive está en un momento de máxima efectividad y sigue teniendo un efecto “bola de nieve” sobre las ventas, que se han acelerado en el último tramo del mes ante las noticias que las operaciones vinculadas al presupuesto adelantado del Pive 7, que fue aprobado el viernes por el Gobierno, estaban consumiendo los 175 millones de euros con que fue dotado.

Los datos de febrero se han visto muy favorecidos también porque las empresas están renovando ya claramente sus flotas y porque, además, las empresas alquiladoras de coches están adquiriendo más vehículos de cara a la próxima temporada de Semana Santa”, indica seguidamente el dirigente.

Es una gran noticia que los tres canales de venta en nuestro país estén funcionando a pleno rendimiento, impulsando la demanda interna de vehículos, hasta hace poco una de las debilidades del sector. En cualquier caso, y aunque vamos por el buen camino, no debemos relajarnos, porque el objetivo de todos sigue siendo que este 2015 sirva para acercarnos y, a poder ser, rebasar el millón de unidades matriculadas.