Tras treinta meses de bajadas consecutivas en las cifras de matriculaciones, con la excepción de la subida de agosto para eludir el efecto de la subida del IVA, el Plan PIVE ha conseguido quebrar esa tendencia en enero. En enero se ha registrado un incremento del 7% en las ventas a particulares. Gracias a ello, el mercado total atemperó su caída, con un descenso del 9,6% y un total de 49.671 unidades matriculadas.


Las cifras muestran cómo el Plan PIVE está consiguiendo revertir la tendencia del mercado e impulsar las ventas en el canal de particulares, los principales beneficiarios de estas ayudas. Por ello, el sector ha acogido con gran esperanza la prórroga del Plan, anunciada por el Presidente del Gobierno Mariano Rajoy, no sólo por los impactos positivos sobre la demanda de turismos, sino también por su poder para dinamizar el crecimiento económico y generar confianza en el consumidor.
En términos económicos, el nuevo plan aportará más de 600 Millones de euros a las arcas públicas. Se conservarán o crearán más de 10.000 puestos de trabajo y supondrá más de 2.000 Millones de euros de valor añadido para nuestra economía.
Por último, la continuidad de este Plan permitirá incrementar el ritmo de renovación del parque de automóviles donde el 44% supera ya los diez años de antigüedad. No hay que olvidar que cada vehículo nuevo que circule por nuestras carreteras ayudará a mejorar la calidad del aire y la seguridad vial.
El impacto positivo del PIVE en las matriculaciones de particulares es muy relevante en el contexto actual de empeoramiento general de la economía española y, especialmente, del consumo privado en la recta final de 2012 y el arranque de 2013. Los últimos datos publicados por el INE para el 4T 2012 añaden casi una décima a la caída del PIB centrando el retroceso en la demanda interna. Con el efecto depresivo del IVA todavía sin absorberse del todo, el aumento en las ventas de automóviles a particulares en Enero es una auténtica buena noticia.
David Barrientos, Director de Comunicación de ANFAC estima que "el Plan PIVE‐2 aportará más de 600 Millones de euros a las arcas públicas. Se conservarán o crearán más de 10.000 puestos de trabajo y supondrá más de 2.000 Millones de euros de valor añadido para nuestra economía".
Juan Antonio Sánchez Torres, presidente de GANVAM, piensa que "el nuevo programa será un estímulo psicológico a la compra, permitiendo recuperar la demanda de nuevos y suavizar la pérdida de tejido empresarial en las redes de distribución donde en los últimos cinco años se han destruído más de 40.000 empleos y 2.500 pymes".
Por su parte Jaume Roura, presidente de la patronal de los concesionarios FACONAUTO, afirmó que "Las ventas a particulares son el verdadero "termómetro" de cómo está el mercado de la automoción, por eso es una gran noticia que este canal, al que atienden directamente los concesionarios de nuestro país, esté dando signos de recuperación después de cinco años en los que su volumen de matriculaciones ha caído un 70%. Esperamos que la renovación del PIVE permita revertir esta dinámica y, sobre todo, mantener la mejora en la actividad comercial de los concesionarios, muy mermada todavía. El PIVE está "engrasado" y las marcas han ajustado su producción a la demanda del Plan, de tal forma que los coches están llegando antes a los puntos de venta y las reservas se materializan mucho antes en matriculaciones".