La patronal de los concesionarios Faconauto ha pedido que se ponga en marcha un plan global para el automóvil que permita coordinar actuaciones y tener un único interlocutor, de tal forma que nuestro país llegue a estar en condiciones que le permitan aprovechar las oportunidades que traerán los cambios que está experimentando el sector. Esta petición ha sido hecha por el presidente de la patronal, Gerardo Pérez, ante la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, que ha intervenido en el acto de inauguración del XXVII Congreso de Faconauto, que se celebra los días 7 y 8 de febrero en Ifema, bajo el lema "Liderando el cambio".

A juicio de Gerardo Pérez, la automoción se encuentra en un punto de inflexión que obliga al Gobierno, a las Administraciones Públicas, a fabricantes, a las redes de distribución y a los fabricantes de equipos y componentes a “aclarar cuál va a ser el papel de cada uno y cuál va a ser la estrategia del país para aprovechar los mayores cambios a los que se enfrenta el sector en los últimos 50 años”.

El presidente ha afirmado que “tenemos la sensación de que se está diluyendo ese apoyo incondicional que el Gobierno siempre ha prestado a la automoción, el cual agradecemos una vez más. Sin embargo, creemos que el momento actual requiere retomar el trabajo conjunto, que tan buenos resultados ha dado en los últimos años. Y, esta vez, la distribución tiene que jugar su papel”.

El citado plan debería englobar temas como el medio ambiente, la seguridad vial, las nuevas formas de movilidad, los nuevos canales de comercialización, la implantación de vehículos de energías alternativas o el impulso de la I D i. En definitiva, según Gerardo Pérez, se trataría de coordinar iniciativas “en las que tenemos la sensación de que se está trabajando de forma inconexa y sin resultados positivos”. En este sentido, Faconauto considera que la creación de una Secretaría de Estado del Automóvil sería un avance y propiciaría la necesaria interlocución fuerte, directa y ágil entre el Gobierno y el sector.

En el acto de inauguración del Congreso también ha participado José Vicente de los Mozos, presidente del Consejo de Administración de Renault España, director mundial de fabricaciones del Grupo Renault y miembro del Comité ejecutivo del Grupo Renault y, desde hace unas semanas, presidente de la patronal de los fabricantes ANFAC. Ante él, el presidente de Faconauto ha expresado su confianza en que las relaciones entre marcas y concesionarios se planteen como socios, algo “fundamental para el avance de nuestros negocios comunes”.

De los Mozos ha señalado que la industria del automóvil supone el 10% del PIB del país, destacando que tiene que evolucionar a través de una visión humanista, conectando y digitalizando las fábricas, fabricando vehículos con la integración de altos niveles de tecnología y poniendo al cliente en el centro de las operaciones.

“Tenemos un activo en este país que es el automóvil y debemos ponerle donde se merece, siendo competitivos y dejando a un lado su demonización”, aseguraba el nuevo presidente de ANFAC, que también hacía hincapié en la importancia de la digitalización de las redes comerciales y de acercar el concesionario a las necesidades actuales y satisfacción de los clientes, ofreciendo geolocalización, entrega transparente, posventa predictiva, calidad y suministro proactivo, entre otros activos.

Por su parte, la ministra Fátima Báñez ha querido agradecer la implicación de la industria del automóvil en la generación de empleo y su apuesta por el talento. “Tenemos una red de concesionarios amplia y dinámica”, señalaba Báñez, para añadir que el sector ha recuperado el 94% del empleo perdido durante la crisis y ahora lo hace al 3,7%, por encima de la media nacional. “Os pido confianza en el futuro y compromiso. Sumar voluntades siempre aumenta resultados”.