El presidente de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam), Juan Antonio Sánchez Torres, cree que el Pive 3 contribuirá a crear una inercia positiva en la demanda, ahora que el mercado comienza a recuperar el pulso.

Las ventas de particulares, los principales beneficiarios de las ayudas, encadenan tres meses de subidas consecutivas, con un crecimiento acumulado del 6,5% hasta junio.

Ganvam salió al paso del anuncio realizado por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saéz de Santamaría, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en el que adelantaba la preparación de un Decreto-Ley para prorrogar el plan con una dotación de 70 millones de euros.

En este sentido, el presidente de la patronal agradeció los esfuerzos del Ejecutivo por dar continuidad a una medida que se ha alzado como una de las más eficientes para rejuevenecer el parque y dinamizar la demanda.

Estos nuevos incentivos permitirán mantener al menos las mismas cifras de cierre que el año pasado, a pesar de que 700.000 unidades están todavía muy lejos de los 1,2 millones que por población, renta per cápita y motoriación serían "lo normal" en España.

Sánchez Torres incidió en la importancia de que las nuevas ayudas se hagan efectivas a la mayor brevedad posible, con el fin de no retraer las compras y agravar la difícil situación que atraviesan ya de por si las redes de distribución. En los últimos cinco años se han perdido más de 40.000 empleos y 3.000 pymes en el sector de la venta de automóviles.

Por último, el directivo se refirió al carácter estratégico de estas ayudas para reactivar un sector clave para la economía de nuestro país, al representar el 9% del PIB y generar más de 250.000 empleos sólo en las redes de distribución. En la actualidad, contribuye además con cerca de 25.000 millones a las arcas públicas.