La Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam) renovó su Junta Directiva con el objetivo de crear un canal de comunicación directo y bidireccional entre este órgano y la dirección de Ganvam, de manera que el sistema de funcionamiento sea más ágil y acorde a las necesidades e intereses de concesionarios, compraventas, talleres y afines al sector.

Mediante esta renovación, Ganvam busca también dotar a la cúpula de mayor pluralidad y nuevos perfiles técnicos que contribuyan a impulsar el plan estratégico que viene reivindicando la asociación con el fin de reforzar la posición del sector en un entorno de desplome del mercado y caída de la rentabilidad.

Entre sus nuevos miembros destaca la incorporación del abogado del Estado Juan Carlos Herrero, quien aporta una experiencia de más de tres décadas en Derecho aplicado al sector automoción como ex secretario general de los consejos de administración de las empresas de Daimler Benz en España y director de la Asesoría Jurídica de Mercedes-Benz.

Asimismo, la incorporación del presidente del Colegio de Gestores Administrativos de Madrid (Icogam), Fernando Santiago, supone activar la relación entre el sector de la distribución y los gestores, además de reforzar el equipo 2.0 creado el pasado año con la entrada del director general de AutoScout24, Gerardo Cabañas.

Este renovado órgano de gobierno agrega también al consejero delegado del Grupo Pérez Rumbao, Joaquín Pérez Bellido, uno de los grupos de distribución con mayor peso del país, reforzando así la representación del sector empresarial y garantizando que las iniciativas de la patronal responden a sus expectativas.

Finalmente, como novedad imaginativa y práctica, la nueva junta directiva incorpora al director general de Ganvam, Tomás Herrera, y el director de la Asesoría Jurídica, Jaime Barea, quienes llevan vinculados a la asociación veinticuatro y quince años, respectivamente.

En estos últimos años ambos han llevado el peso compartido de la gestión de Ganvam, participando incluso activamente como interlocutores frente a las distintas administraciones públicas para la puesta en marcha de medidas de gran relevancia para el sector automoción.

De la mano de este nuevo órgano decisor, Ganvam trabajará activamente en la puesta en marcha de un plan integral para el sector automoción, que en paralelo a los programas de ayudas consiga una revisión de la fiscalidad del automóvil para gravar el uso y no la compra, eliminando así medidas anacrónicas como el impuesto de matriculación.

También impulsará otras iniciativas orientadas, por ejemplo, a terminar con la venta ilegal de vehículos en la vía pública, que generan anualmente a la distribución unas pérdidas cercanas a los 300 millones de euros.

En el área de posventa, la nueva junta trabajará en la búsqueda de soluciones tendentes a aumentar su rentabilidad y asegurar su subsistencia, lo que pasa por cerrar aquellos talleres ilegales que han proliferado al calor de la crisis.

En la actualidad, estos centros clandestinos acaparan el 20% de las reparaciones, generando unas pérdidas de 1.000 millones de euros anuales al sector. Asimismo, seguirá insistiendo en la necesidad de liberalizar el sector de las ITV con actuaciones orientadas a ampliar las competencias sobre la inspección técnica a talleres y concesionarios.