La Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de Laredo tienen previsto colaborar para reparar lo antes posible los talleres de automoción y las aulas del instituto Fuente Fresnedo, dañadas por las inundaciones del pasado 18 de agosto.

 

Esta obra, asegura el Gobierno regional, ya estaba contratada por la anterior administración autonómica y "se encontraba con la cubierta de las naves al descubierto por lo que resultó afectada parte de la maquinaria que emplean los alumnos para sus prácticas".

El consejero de Educación, Ramón Ruiz, visitó las instalaciones afectadas del instituto en compañía del alcalde de Laredo, Juan Ramón López Visitación, del equipo directivo del centro y de los directores generales de Centros y Personal Docente, Alonso Gutiérrez Morillo y Javier López Nogués.

Ruiz agradeció el esfuerzo realizado por profesorado y alumnos para continuar con la actividad lectiva durante este tiempo. "Ahora toca reponer la maquinaria afectada y adecentar, limpiando y pintando las zonas afectadas para dejarlo en condiciones de impartir la enseñanza de calidad que se imparte en el instituto", expuso.