La CNMC ha publicado el Informe sobre el Proyecto de Real Decreto que regulará la inspección técnica de vehículos (ITV) y las normas de instalación y funcionamiento de las estaciones de inspección (IPN/CNMC/018/16). En el Estudio sobre el mercado del servicio de ITV publicado en 2014, la Comisión Nacional ya recomendaba una revisión de la regulación, estatal y autonómica, hacia esquemas más flexibles, para promover la entrada de operadores y, en general, ofrecer estos servicios con una mayor competencia, en beneficio de los usuarios.

La CNMC considera que el proyecto de Reglamento introduce ligeros avances, aunque recomienda mejorar importantes aspectos. En concreto, detecta restricciones de acceso al mercado, como la exigencia a las estaciones de ITV de una acreditación previa emitida en exclusiva por la Entidad de Acreditación Nacional (ENAC). La CNMC señala que debería fundamentarse que este sistema es el más idóneo frente a otros menos restrictivos, como puede ser exigir a los propietarios de la ITV una declaración responsable. En caso de mantenerse este sistema, debería replantearse la exclusividad de una única entidad acreditadora y abrir la actividad a otras entidades, al menos de otros Estados Miembros.

Por otro lado, en algunas comunidades autónomas se exige poseer ciertos títulos habilitantes adicionales para acceder al mercado de las ITV. La CNMC recomienda fórmulas menos restrictivas e incluir expresamente en la regulación el régimen de declaración responsable.

Sobre las restricciones de ejercicio que afectan a los profesionales de las ITV, la CNMC recomienda eliminar la reserva de actividad y de experiencia previa requerida al Director Técnico. El doble criterio exigido a los inspectores (titulación y adiestramiento) para el acceso a la actividad parece excesivo, por lo que recomienda mantener sólo el adiestramiento y revisar ciertos aspectos exigidos que deben dejarse a la libertad de auto organización propia de la iniciativa empresarial.

Respecto a los horarios y tarifas, el Proyecto de Real Decreto deja en manos de las comunidades autónomas las competencias en estas cuestiones. La CNMC recomienda una regulación flexible, favorable a la competencia, y tener en cuenta la evidencia empírica de los beneficios que conlleva para los usuarios un régimen con mayor grado de liberalización.

Y en cuanto a la comunicación y publicación de tarifas de todas las estaciones ITV, la CNMC advierte de que, sin perjuicio de los aspectos positivos de información a los consumidores, se debe prevenir que no se facilite la concertación ilícita de precios o de conductas anticompetitivas. La Comisión Nacional recomienda que las Administraciones responsables refuercen la vigilancia de los operadores, y pongan en conocimiento de las autoridades de competencia cualquier indicio de irregularidad al respecto.

La CNMC también plantea que, al igual que ocurre con los vehículos del parque móvil público cuya inspección técnica es realizada por el mismo agente que realiza las revisiones periódicas del automóvil, este sistema se pueda aplicar también a los vehículos del sector privado. Finalmente, la recomienda que el proyecto de Real Decreto asegure de forma clara que el usuario, ante una primera inspección desfavorable, pueda acudir a subsanarla a cualquier otra estación de ITV.