La Jornada sobre Tecnología y Seguridad Vial, organizada por Seguridad Vital (RTVE) y Fesvial, y promovida por Carglass España, ha cerrado su segunda edición con un balance muy positivo para sus responsables gracias “a la calidad de las ponencias y el numeroso público invitado”, que coincidieron en señalar “la importancia y utilidad de esta jornada, en la que los ponentes arrojaron luz sobre las nuevas tecnologías en los vehículos, sobre todo la conducción autónoma, y su vinculación directa con la seguridad vial y la reducción de la siniestralidad.

Coordinada y presentada por Carlos García-Hirchsfeld, director del programa Seguridad Vital de RTVE, la jornada, celebrada el 28 de febrero en Madrid, ha contado con la colaboración de la Dirección General de Tráfico, AEC, Belron Technical, Bosch, Centro Zaragoza, CDTI, ITS España, Opel y la Unión Europea.

Inaugurado por Gregorio Serrano, director General de la DGT, y Luis Montoro, presidente de Fesvial, el encuentro también contó con la presencia de María Alfayate, police officer de la Dirección General de Movilidad y Transporte de la UE, quien repasó todas las actuaciones de la Comisión Europea respecto a la movilidad autónoma y conectada. También recordó que en Estados Unidos tienen el doble de víctimas por accidente que en la UE y que “España está en el grupo de países europeos que mejor se está comportando en la disminución de accidentes”.

Por su parte, Julio Dorado, delegado del programa Horizonte 2020 de la División de Programas de la UE, señaló que la conducción autónoma es un área clave del Horizonte 2020 por sus implicaciones en la digitalización, conectividad, seguridad vial, impacto climático, eficiencia y competitividad industrial. Además, opina que en España hay potencial y conocimientos para ser un actor clave en la conducción autónoma, que “no es el futuro, es el presente”.

En su ponencia “Cómo afectará la conducción autónoma y al aseguramiento de vehículos”, Juan Luis de Miguel, subdirector del Centro Zaragoza, indicó que “a medida que los vehículos vayan automatizándose, habrá responsabilidades que serán del vehículo”, y reclamó que “un concepto claro de responsabilidad puede proporcionar protección a las víctimas”.

A continuación, María Belén Aranda Colás, directora de Desarrollo Avanzado de Robert Bosch, impartió la ponencia “Presente y futuro del coche automatizado”, dando la hoja de ruta de esta tecnología y las claves de su éxito futuro. Hacer realidad la conducción autónoma supondrá un profundo cambio en tecnologías clave, como son los sensores, inteligencia, comunicación, interfaces, cálculo, algoritmos de movilidad o almacenamiento en la nube.

Por su parte, Paula Bartolomé, directora de Marketing en Opel España, habló del sistema Onstar de la marca, que ha atendido más de cinco millones de llamadas de sus clientes, ha emitido 94.000 respuestas de emergencia y 5.000 respuestas automáticas por accidente, o ha desbloqueado a distancia 156.000 puertas de coches cada mes.

Cabe destacar también la intervención de Chris Davis, jefe superior técnico en Belron Technical, quien centró su ponencia en “el papel del cristal en la conectividad, autonomía y movilidad del vehículo del futuro”. Davis señaló la importancia de los cristales, que son una pieza fundamental en la resistencia estructural del vehículo y para el correcto funcionamiento del airbag, además de recordar que en los coches actuales el parabrisas lleva muchos sensores, que irán aumentando a medida que se sigan implantando los sistemas de conducción autónoma. Por ejemplo, el sistema Autopilot de Tesla requiere de once cámaras, tres de las cuales van montadas en el parabrisas.

Para Davis, “será complicado que en menos de veinte años veamos vehículos que usen tecnologías completamente autónomas”. Pero cuando lleguen, el papel del parabrisas seguirá siendo muy importante, porque “la tecnología de realidad aumentada nos traerá muchas sorpresas positivas cuando entremos en el mundo de la conducción autónoma. No habrá que invertir tanto en airbags y otras tecnologías de protección, por lo que ese dinero se podrá invertir en lunas y pantallas que nos den una experiencia de movilidad mucho más placentera”.