La planta del grupo Bosch en Treto, Cantabria, ha cumplido 50 años. El cumpleaños se ha celebrado con la presencia del presidente regional, Ignacio Diego que ha puesto en valor la vinculación de Robert Bosch con Cantabria y su contribución a la generación de riqueza en la Comunidad Autónoma, siendo una de las principales compañías en cuanto a volumen de facturación y trabajadores.


Wolf-Hennig Scheider, miembro de la Alta Gerencia del Grupo Bosch, reiteró la apuesta del Grupo Bosch por Cantabria, transmitiendo un mensaje de confianza y animando a todos para alcanzar los objetivos de calidad y productividad que demanda el mercado actual.
En la actualidad, Robert Bosch cuenta en su planta de Treto con una plantilla de más de 800 personas. Factura anualmente cerca de 300 millones de euros y fabrica por encima de cinco millones de aparatos eléctricos al año, de los cuales se exportan cerca del 90 por ciento a 30 países.
La fábrica fue construida en 1962 por la empresa FEMSA, y en 1978 fue adquirida por el grupo alemán. Actualmente se dedica a la fabricación de alternadores compactos y de alta eficiencia energética para la industria de automoción.