Agentes de la Guardia Civil localizaron, la pasada semana, dos talleres ilegales en la partida Els Canals del término municipal de Lleida. Según recoge el periódico La Información, uno de los talleres se dedicaba a la reparación mecánica en el que se encontraban, en el momento de la localización, cuatro turismos, además de baterías y envases con aceites usados. En el segundo, dedicado a chapa y pintura, había otros cuatro coches y estaba regentado por dos personas de nacionalidad marroquí, en situación irregular en España.

Durante 2016, el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Lleida realizó 69 inspecciones a talleres mecánicos y localizó un total de 25 talleres ilegales en toda la provincia, que derivaron en 112 denuncias por infracciones administrativas. Las inspecciones a este tipo de establecimientos se produce al detectar negocios localizados en naves, garajes privados y chalés donde hay personal que realiza labores de reparación y mantenimiento de vehículos.