El Seprona de Huerta del Rey ha localizado en un pueblo de La Demanda (Burgos) un taller clandestino de camiones y ha denunciado a un hombre de 45 años, en el marco de las acciones preventivas en materia de medio ambiente y de inspección de locales donde se pudieran ubicar talleres clandestinos de reparación de vehículos.

De esta forma, el Seprona investigaba unas instalaciones provistas de una gran parcela, una nave y otros locales menores. En el terreno había dos cabezas tractoras estacionadas, diez remolques de camión y 14 placas de matrícula sueltas, además de varios vehículos en estado de desguace, una cantidad importante de aceite residual depositado en bidones, con derramamiento del lubricante con riesgo de contaminación junto a filtros de aceite de deshecho y, esparcidos por la finca, sin gestión alguna, cerca de 150 neumáticos usados.

Los residuos, entre los que se contabilizaron 15 toneladas procedentes de demolición, se encontraban mezclados entre sí, tanto peligrosos como no peligrosos. Según informa la Guardia Civil, la nave se encontraba abierta y, a simple vista, se podía comprobar que se realizaban actividades propias de un taller mecánico de mantenimiento de camiones, al localizar en el momento de la inspección a un empleado reparando una góndola.

Dentro se verificó la existencia de instrumentación y herramienta profesional, como un banco de trabajo con abundante herramienta manual, compresor de aire, atornillador neumático, arrancador de baterías, prensa, generador de gasolina, depósito y surtidor de gasóleo, bidón con suministrador de grasa, recambios varios, filtros y neumáticos.

Al ser requeridas al responsable las autorizaciones y licencias necesarias para realizar la actividad y apertura del negocio, así como para la gestión de los residuos ocasionados, no presentó ninguna documentación que acreditase la lícita actividad, por carecer de ellas. Al comprobarse que el lugar era utilizado como centro de logística de camiones y como taller de reparación de los propios vehículos, se han levantado 27 actas al computarse otras tantas irregularidades, que serán remitidas a las administraciones correspondientes.