El consorcio NEVS (siglas en inglés de Vehículo Eléctrico Nacional Sueco) ha decidido no emplear la marca Saab para sus futuros coches eléctricos, por lo que parece que dicha marca se extinguirá definitivamente. Durante meses, se había barajado la posibilidad de resucitar la marca para futuros coches eléctricos, algo que, finalmente, se ha desestimado.

La decisión de NEVS se debe a que prefiere apostar de inicio por una nueva marca a la que asociar sus valores diferenciales y no asociarla a Saab, que continúa con actividad en la industria aeroespacial y de defensa.