El RACE publica, junto al resto de ‘partners’ europeos, el primer informe de evaluación de los Sistemas de Retención Infantiles (SRI) de 2019, realizado en el laboratorio del ADAC en Landsberg. En el informe, sólo una de las 35 sillas alcanzó la puntuación más alta: Bébé Confort Jade + 3wayFix, que ha sido el único en alcanzar cinco estrellas en la valoración general, la más alta.

La principal novedad de 2019 es el cambio de nomenclatura en la evaluación de las sillas, que de ahora en adelante pasa a ser una puntuación entre 1 estrella -las menos recomendadas-, hasta 5 estrellas.

En el aspecto negativo encontramos cuatro modelos:

  • Babystyle Oyster Carapace Infant + Duofix i-Size Base: los portabebés se soltaron de la base Isofix en el ensayo de impacto frontal y fueron lanzados hacia adelante sin casi retención. La calificación de «1 Estrella» en el ensayo de impacto frontal hizo que se rebajase al mínimo la recomendación de los clubes.
  • Chicco Oasys i-Size Bebecare + i-Size Base: en el ensayo de impacto frontal se desprendió el arnés integral y el ‘dummie’ fue lanzado del SRI, lo que dio una calificación «1 Estrella» en protección contra impactos frontales e hizo que se rebajase al mínimo la recomendación de los clubes.
  • Giordani Galaxy 012: falló en el ensayo de impacto frontal y resulta difícil abrochar al niño. Este SRI obtuvo una calificación de «1 Estrella» en ambos criterios, lo que directamente afecta a la recomendación de los clubes, dado que un buen rendimiento en otros aspectos no puede compensar un rendimiento deficiente en estos dos criterios.
  • Maxi-Cosi TobiFix: la cubierta de tejido del modelo Maxi-Cosi TobiFix contiene TCPP pirorretardante en una cantidad que supera los límites establecidos en la Directiva 2014/79/UE aplicable a juguetes. Por consiguiente, el portabebés fue calificado de «1 Estrella» en el criterio de contenido de sustancias perjudiciales y ello afecta directamente a la recomendación de los clubes.

Desde el RACE aconsejan ir a la tienda con el vehículo propio y con el niño para probar los modelos disponibles antes de la compra. Algunas recomendaciones:

  • El asiento para niños debe poder instalarse de forma estable y ajustada en el vehículo, especialmente en los más antiguos. Por ejemplo, los anclajes largos de los cinturones de seguridad pueden llevar a que el asiento no pueda sujetarse de manera estable con el cinturón.
  • Para garantizar una retención óptima, hay que prestar atención a que los cinturones estén lo más tensos posibles y sin arrugas.
  • Hay que tener especial cuidado con los portabebés: debe comprobarse si la longitud del cinturón del vehículo es suficiente como para abrochar con seguridad el asiento. Si el recorrido del cinturón es demasiado corto para un portabebé, puede ser necesario montar una base isofix en el coche para fijar la sillita portabebés.
  • Con el elevador con respaldo puede suceder que el cinturón no se recoja automáticamente cuando el niño se inclina hacia delante. Si este es el caso, se debe probar un asiento para niños diferente, en el que la posición de la guía del cinturón de hombro se ajuste mejor a la geometría del cinturón del coche.
  • Los modelos de asiento para niños con homologación semi-universal (por ejemplo, todos los asientos para niños con pie de apoyo) no se puede instalar en todos los coches. Estos productos incluyen una lista de modelos de coche en la que se puede comprobar si son compatibles.