Lorenzo Amor, presidente de ATA, la Asociación de los Trabajadores Autónomos, habló sobre este colectivo de 3,2 millones de personas en España, señalando que los cambios normativos afectarán a muchos autónomos de nuestro sector, desde operarios de talleres a repartidores o agentes comerciales. Amor explicó el acuerdo alcanzado con el Gobierno, que supone un aumento de la cuota. “Subirá la cuota unos cinco euros al mes pero se mejorarán las prestaciones, asimilándola a la de los trabajadores asalariados, en acceso a la formación o ante bajas, por ejemplo”, resumió. Además, se ha creado una comisión técnica para analizar los problemas de los trabajadores autónomos.

Por su parte, Manel Crespo, secretario general de Inspección y Seguridad Social en Cataluña, explicó los detalles y pormenores del encuadramiento en el sistema de los socios administradores, figura a la que se acogen la mayor parte de los empresarios de la distribución de recambios.