Los talleres mecánicos homologados de las Islas Baleares podrán facilitar a sus clientes certificados de reparación cuando subsanen defectos graves o muy graves detectados en la Inspección Técnica del Vehículo (ITV), para que los conductores puedan acreditar que se ha solventado la avería de cara a la segunda revisión.

Esta medida, impulsada por el Govern y el Consell de Mallorca, tiene el objetivo de poner trabas al intrusismo y la economía irregular en este sector, aseguró la Conselleria de Economía y Competitividad en un comunicado. Así, el conseller Joaquín García recalcó que "se trata que la economía que actúa como no corresponde sea fiscalizada y desaparezca".

Los conductores que no pasen la ITV a la primera podrán ir a los talleres homologados donde, una vez subsanada la avería, se les entregará un certificado para que cuando vuelvan a realizar la inspección acrediten que el vehículo ha sido reparado por profesionales del sector.

Un taller habilitado debe tener una placa que lo identifique como tal en la fachada del edificio, debe cumplir con los requisitos que marca el Real Decreto RD 1475/1986, que regula la actividad industrial y la prestación de servicio en los talleres de reparación de vehículos automóviles, equipos y componentes.

En palabras de García, esta certificación "es una garantía de seguridad, de tranquilidad" y nace de una necesidad muy importante de evitar los accidentes producidos por defectos producidos por malas reparaciones mecánicas.