Para el año 2025, Noruega prohibirá la venta de los automóviles de motor a gasolina, siendo el primer país en anunciar una ley que todavía se discute en Alemania, Países Bajos o India. Según podemos leer en el portal Circuitodeprueba.com, este paso ha sido aprobado por los cuatro partidos más importantes del país escandinavo, influenciado, sobre todo, porque ocupa el primer lugar de coches eléctricos por habitantes en el mundo.

El porcentaje de población con vehículos eléctricos era de 17% el año pasado, lo que significa que uno de cada cinco automóviles en Noruega era de tipo eléctrico, mientras que se cree que la cifra aumentó en 2016 hasta el 24%. En comparación, en Estados Unidos se vendieron poco más de 75.000 automóviles impulsados por electricidad, el 0,4% del total de vehículos del país norteamericano.

Los habitantes noruegos que cuentan un vehículo de estas características disponen de ayudas otorgadas por el gobierno del país, que los exime, por ejemplo, de la mayoría de los impuestos, pueden viajar por carriles exclusivos y, en algunas ocasiones, no pagan peaje.