Representantes de las comunidades autónomas y de toda la cadena de valor del sector del automóvil participaron el pasado 29 de junio en la primera reunión de la Mesa de Automoción convocada por la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, a la que también asistió el comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton; el secretario general de Industria y Pyme del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, Raül Blanco; y la secretaria de Estado de Energía del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Sara Aagesen.

Desarrollado por vídeo-conferencia, el encuentro también contó con la presencia de consejeros y viceconsejeros de industria, economía o empresa de las comunidades autónomas, y representantes de las asociaciones ANFAC, Faconauto, Sernauto, Ganvam, Aedive y Anesdor, así como de los sindicatos CC.OO, UGT-FICA y USO. Los participantes acordaron constituir formalmente la Mesa, así como grupos de trabajo y de debate, para definir proyectos de carácter europeo.

En su intervención de bienvenida, la ministra Reyes Maroto señaló que “esta Mesa es importante de cara al plan de recuperación e impulso de la automoción, y es clave para definir proyectos tractores que nos permitan escalar iniciativas que refuercen la competitividad de nuestra industria”. Asimismo, la ministra destacó la importancia del papel tanto de las comunidades autónomas en el desarrollo del “Plan de Impulso a toda la Cadena de Valor del Sector de Automoción”, como de los sectores productivos para desarrollar las inversiones en automoción.

Por su parte, el comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, recordó el papel de la Comisión Europea durante la crisis del coronavirus. “La automoción ha sido uno de los primeros sectores en beneficiarse pero tenemos que hacer más, asegurarnos de que todos los países puedan salir adelante con la misma capacidad de intervención en el tejido económico y con unas reglas de juego equitativas. También tenemos que preservar la integridad del mercado interior y también la competitividad del sector de automoción europeo, que se ve peligrar por los costes suplementarios del distanciamiento social”.

Según Breton, la respuesta a la crisis ha de ser “europea y solidaria” y el plan ‘Next Generation EU es “ambicioso e histórico” en algunos aspectos. “Estamos en la fase de evaluación de necesidades a nivel de ecosistemas; la Comisión no va a preaceptar ninguna cantidad por sector, son los países quienes han de definir planes de reactivación que habrán de presentarse antes de octubre. A partir de ahí, la Comisión, en diálogo con los países, evaluará si son conformes con los objetivos del semestre, para que el impacto de los planes nacionales en el mercado interior sea más que una simple suma”.

El comisario, que calificó la Mesa de iniciativa “prometedora”, también valoró positivamente el “Plan de Impulso a toda la Cadena de Valor del Sector de Automoción” y las iniciativas integradas en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima, señalando que el objetivo de la Comisión Europea es seguir desarrollando el modelo de alianzas industriales para impulsar la innovación con valor añadido. “En el caso de las baterías y los plásticos, ha dado buen resultado y podemos ampliarlo al caso del hidrógeno”.