El periodista Jorge Palacios en su blog personal opina que la reacción de Faconauto ante la dura sanción de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha sido, cuanto menos, sorprendente.

 

De la misma, prosigue el veterano informador, se podría una reacción de la CNMC endureciendo aún más las sanciones en los expedientes que tiene abiertos a los concesionarios de automóviles, ni procede culpar a la comisión de la posible pérdida de puestos de trabajo que derive de dichas sanciones, porque los únicos culpables serían en todo caso los concesionarios que, de confirmarse finalmente en los tribunales españoles su culpabilidad, actuaron de manera contraria a la Ley.