El fabricante japonés Toyota cerró el ejercicio 2012 como líder mundial en volumen de producción y ventas, con cerca de diez millones (9,9) millones de vehículos fabricados y 9,74 millones de matriculaciones, según cifras facilitadas por la propia firma.

Estos datos sitúan a Toyota en la primera posición de la clasificación mundial de ventas, por encima de la norteamericana General Motors y la alemana Volkswagen.

Ya en producción, la compañía nipona finalizó el año con un volumen de 9,9 millones de vehículos producidos, un 26,1 % más que en 2011.

El buen momento de los fabricantes asiáticos se evidencia asimismo en Nissan, con 4,88 millones de unidades realizadas, con un incremento del 5,5 %, y Honda, que fabricó a lo largo del año un total de 4,11 millones de vehículos, lo que supone una notable progresión del 41,3 %.