Con motivo de la celebración del Salón de VO y Seminuevo de Madrid, del 4 al 13 de junio, AutoScout24 y Autocasión, los portales especialistas de usados de Sumauto, han estudiado más a fondo cómo es el usado que más buscan los españoles, siendo el Volkswagen Golf el modelo más demandado tradicionalmente.

Los usuarios quieren un Golf con menos de diez años a pesar de que los coches que más se compran superan la década, un reflejo del parque automovilístico que ya supera de media los 13 años. Sin embargo, los conductores no solo demandan juventud, sino también potencia y que no esté muy rodado. Esto se traduce en sentirse atraídos por un coche de entre 100 y 150 CV, pero con menos de 50.000 kilómetros recorridos.

Otra aspiración que contrasta con las tendencias del mercado es que se trata de un Golf diésel. Y es que el mercado de usados y el de nuevos muestran dos caras totalmente opuestas. A pesar de que actualmente se comercializan más vehículos nuevos de gasolina (el 50% más en el mes de abril), seis de cada diez ventas son de diésel cuando se trata de vehículo de ocasión.

Un modelo compacto, manual para sentir la conducción, con cinco puertas y de color blanco son, según AutoScout24 y Autocasión, otros atributos demandados en este mercado de usados con tan fuerte componente aspiracional, y que es también perceptible en los otros dos coches más buscado: el Toyota Land Cruiser y el Audi A3, especialmente el primero.

Si normalmente los VO más demandados suelen ser vehículos compactos o utilitarios, este año los datos de las dos plataformas de Sumauto, que mueve seis de cada diez compras de vehículos en España, arrojan como novedad un vehículo 4x4: el Toyota Land Cruiser.

A raíz del “efecto Filomena”, que disparó las búsquedas de todoterrenos un 24%, muchos conductores se han interesado por un 4×4 con una estética más cercana al entorno urbano. Según la portavoz de Autocasión y AutoScout24, Isabel Gª Casado, “el mercado de segunda mano canaliza de nuevo las aspiraciones de los conductores, tan marcadas por las circunstancias que toca vivir. Y lo hace con un tipo de vehículo, los todoterreno, que apenas pierde valor residual, lo que lo convierte en atractivo para todos los bolsillos, pues se deprecian menos que otros segmentos”.