“Es un inmenso placer y un orgullo para todos nosotros haber recibido esta certificación que reconoce muy positivamente nuestra apuesta de valor hacia las personas que forman parte de Axalta y a todos los colaboradores que tenemos. Y, a su vez, es también una apreciación de los valores fundamentales que sustentan y definen Axalta”, ha declarado Kolija Hosch, jefe de Recursos Humanos para Axalta en EMEA.

A la hora de analizar las empresas, Great Place to Work evalúa cinco grandes áreas: credibilidad, respeto, imparcialidad, orgullo y compañerismo de los trabajadores. Así, la obtención de este reconocimiento significa que la mayoría de los empleados están orgullosos de su trabajo y que consideran que es una empresa que logra sus objetivos corporativos gracias a personas que entregan lo mejor de sí mismas, trabajando en equipo y generando un ambiente de confianza.

Juan Antonio Rodríguez, líder de recursos humanos de Axalta en España, Portugal e Italia, ha explicado que "este es un gran reconocimiento para todos los miembros del equipo de Axalta en España. Hemos trabajado mucho para asegurarnos de que actuamos como un equipo unido, entregando lo mejor para los demás y para nuestros clientes. Este reconocimiento hace que todo el trabajo y el esfuerzo sean realmente valiosos".

A través de las opiniones de los trabajadores, el informe Great Place to Work destaca cuatro de fortalezas de Axalta: el compañerismo y el ambiente de trabajo, la autonomía y la confianza en las personas, la comunicación interna y la diversidad cultural e integración de los trabajadores. En concreto, han expresado que “la calidad humana, el trato cercano y el trabajo en equipo entre las personas que forman la empresa, se convierte en uno de los factores fundamentales para que consideren a la compañía un Excelente Lugar de Trabajo”.

Great Place to Work también especifica que el lema de la campaña “Be part of Axalta, Be part of the future”, con el que Axalta lanzó ofertas de puestos de trabajo de varias áreas para cubrir íntegramente en Asturias con becarios, recién titulados y personas experimentadas, no es sólo un lema, sino una realidad llevada al día a día. La autonomía y responsabilidad depositada en las personas se convierte en uno de los aspectos mejor valorados de la empresa.

Otro objetivo fundamental para la generación de entornos de confianza que se ha logrado en Axalta, que agradecen los trabajadores, es la comunicación interna fluida que permite un alto nivel de accesibilidad para hablar con cargos superiores. Finalmente, la diversidad cultural e integración de las personas que forman la compañía consigue que se sientan integradas en el proyecto.