Un año más, Carglass España pone en marcha su campaña “Semana Santa Segura” y regala un juego de escobillas Bosch en cada reparación o sustitución de parabrisas. La promoción durará del 11 de marzo al 22 de abril, momento en el que se concentran la mayoría de los desplazamientos por carretera.

Como es habitual, el protagonista de la campaña es uno de los técnicos de Carglass, en este caso Álvaro Peña, de su centro de Torrelavega (Cantabria).

Por un lado, esta campaña persigue que todos los coches circulen con el parabrisas en perfecto estado. El parabrisas es un elemento clave en la seguridad de un vehículo: por visibilidad, porque aporta resistencia estructural al automóvil, y porque es el apoyo sobre el que se despliega el airbag del acompañante en caso de impacto. Un parabrisas en mal estado podría ceder y no soportar el techo en caso de vuelco, o romperse al recibir la fuerza del airbag cuando se despliega. Además, cada vez más coches llevan instalados los sensores y cámaras de los sistemas ADAS instalados en el parabrisas, y estos sistemas han de ser recalibrados en cada sustitución para que esos sistemas de seguridad funcionen.

Por otro lado, unas escobillas en mal estado afectan a la visibilidad en carretera, con el consiguiente riesgo para la seguridad vial. En primavera las condiciones del clima suelen ser muy cambiantes, con numerosas precipitaciones en toda la geografía española, y unas escobillas en mal estado pueden arruinar un viaje.

Carglass recomienda revisar frecuentemente el estado del parabrisas y de las escobillas, que deben ser sustituidas, al menos, una vez al año o incluso con mayor frecuencia si se realiza un elevado kilometraje. Con la campaña “Semana Santa Segura”, el usuario se asegura de tener ambos elementos en perfecto estado antes de afrontar su viaje.