El pegamento epoxi, también llamado resina, es un polímero termoestable que se endurece al combinarse con un catalizador (generalmente). Según recoge en un artículo el Blog Ruta 401, los epoxis están dentro del grupo llamado adhesivos estructurales y no sólo se utilizan para reparaciones, sino también en la fabricación de coches, bicicletas, aviones o helicópteros, entre otros medios de transporte y otras industrias.

Entre otras ventajas, es uno de los pegamentos más efectivos, proporciona una gran rigidez y estabilidad en el pegado de piezas. Además, posee una gran resistencia térmica (temperaturas de hasta 200° C) y está indicado para la unión de multitud de materiales (plástico, vidrio, metal, etc.), además de destacar por su resistencia química y propiedades aislantes.

Entre los ejemplos de pegamentos epoxi de la gama Teroson, desde el blog recomiendan Teroson EP 5055 para la adhesión de techos y paneles. Es un adhesivo epoxi bicomponente que aúna propiedades anticorrosivas y una alta resistencia mecánica. Está especialmente indicado para la unión de metales como acero, aluminio o planchas de fibra, y no necesita imprimación.

Para soldadura en frío de acero o aluminio, Teroson EP 5010 TR permite reparar piezas de acero o aluminio a temperatura ambiente, sin necesidad de calentar el metal. Está especialmente indicado para el modelado final en áreas de difícil acceso de la carrocería o en uniones soldadas. Se debe aplicar mediante pistola de extrusión por pistón, como la pistola manual Teroson Staku. Este producto está sustituyendo poco a poco a las masillas de estaño y poliéster.