Esta cesión desinteresada por parte de Nissan sigue la línea de seguir colaborando con Centro Zaragoza, ofreciendo la oportunidad de que sus alumnos e investigadores dispongan de vehículos de última generación tecnológica para poner en práctica el conocimiento adquirido.

Además, los vehículos se emplearán tanto para el estudio de las carrocerías y su reparabilidad, el estudio de los sistemas ADAS, así como para el análisis de la eficiencia de los sistemas de seguridad.

Las instalaciones de Centro Zaragoza acogieron recientemente una Jornada Técnica en la que se analizó la influencia de las nuevas tecnologías en la dañabilidad y la reparabilidad de los vehículos. En este sentido, ambas empresas se vuelven a unir bajo el objetivo común de encontrar cauces de colaboración que permita impulsar conjuntamente actividades competitivas con clara orientación al usuario final.

Desde Centro Zaragoza agradecen “enormemente la cesión de los vehículos de este gran fabricante automovilístico, con quien nos une una especial relación desde hace años y en diferentes ámbitos de nuestra actividad”.