PPG ha sido reconocida con una puntuación del 100% en el Human Rights Campaign (HRC) Foundation's 2018 Corporate Equality Index Rights (CEI) de Estados Unidos, una encuesta e informe que evalúa las políticas y prácticas corporativas, a nivel nacional, relativas a la igualdad de lesbianas, gays, bisexuales, transgénero y 'queer' (LGBTQ, por sus siglas en inglés) en el puesto de trabajo.

“Una fuerza de trabajo diversa es la columna vertebral de un negocio exitoso en mercados y economías globales”, comenta Michael McGarry, presidente y director ejecutivo de la compañía. “PPG presta servicio a millones de clientes en prácticamente cualquier rincón del planeta con sus pinturas, recubrimientos y materiales especiales. La diversidad de nuestro capital humano nos ofrece una sólida ventaja a la hora de satisfacer las necesidades cambiantes y diversas de nuestros clientes. La diversidad supone celebrar lo mejor de nosotros mismos, y unirnos a la hora de proteger y hacer más bello el mundo”.

El CEI está considerado el mayor punto de referencia en materia de políticas y prácticas corporativas relacionadas con los empleados LGBTQ y sus familias y la inclusión laboral del colectivo. Dicho índice evalúa políticas y prácticas LGBTQ, incluyendo medidas de protección antidiscriminación en el entorno de trabajo, beneficios para familiares, programas de competencia, compromiso público o relación con la comunidad LGBTQ, entre otras. Los esfuerzos y compromiso de PPG en el cumplimiento de cada uno de los criterios recogidos en el CEI ha resultado en la obtención de un 100% en el ranking y la designación de Best Place to Work for LGBTQ Equality.

El índice CEI ha evaluado y valorado plenamente el cumplimiento de PPG en cada una de estas categorías: prohibición de la discriminación basada en la orientación sexual, en el género o su manifestación; tenencia de estándares de no discriminación empleador / empleado que incluyen orientación sexual e identidad de género; oferta de beneficios médicos equivalentes para el cónyuge y la pareja; paridad entre los beneficios "suaves" de cónyuge y pareja; disposición de un consejo de diversidad promovido por la empresa; involucración positiva de la comunidad LGBTQ externa; cobertura de seguro de salud con inclusión de personas transgénero; y programas de competencia organizacional en toda la empresa.