La fórmula del nuevo barniz Premium D8177 Rapid Performance encarna el compromiso continuo de la marca de pintura PPG de proporcionar productos para mejorar el rendimiento tanto de los fabricantes de vehículos como de los talleres de reparación de chapa y pintura.

Al igual que su predecesor, el nuevo barniz solo necesita 5 minutos de secado a 60° C, lo que permite a los negocios de carrocería un mayor volumen de reparaciones y ahorros de energía. En este sentido, D8177 Rapid Performance utiliza un endurecedor específico y dos diluyentes para garantizar una aplicación óptima a cualquier temperatura.

Los negocios de reparación también pueden optar por un secado a baja temperatura (40º C), libre de polvo en 5 a 10 minutos y manejable después de 20, o bien por un secado ‘Eco’ al aire (20º C) más sostenible, libre de polvo en 20 minutos y manejable después de una hora.

D8177 Group Reflection PPG

Según PPG, este barniz de última generación es “muy flexible” y se adapta a las preferencias del pintor, por lo que puede aplicarse tanto a manos seguidas como a manos alternas con tiempo de evaporación entre manos. Esta característica ayuda a los talleres que confían en la marca a optimizar sus flujos de trabajo, eliminar los cuellos de botella y acelerar sus procesos sin merma en la calidad final de los acabados.

Gracias a su fluidez y resistencia al hundimiento, la velocidad del nuevo barniz Premium D8177 Rapid Performance y sus acabados no suponen una mayor complejidad de aplicación para los especialistas en el repintado. En palabras de Ignasi Roig, Product Platform Manager EMEA de PPG Refinish, “el lanzamiento del barniz Premium D8177 Rapid Performance significa que los talleres, a partir de ahora, podrán trabajar de una manera más rápida y sostenible, sin renunciar a la máxima calidad y rendimiento. En PPG continuamos investigando y ayudando a hacer que el sector de la reparación de carrocerías sea lo más eficiente y rentable posible cada día".