Contribuir a mejorar la eficiencia y rentabilidad de los talleres de chapa y pintura. Ese fue el objetivo de la participación de PPG Refinish en la Asamblea de la Asociación de Concesionarios Volvo, celebrada el pasado 7 de octubre en Santiago de Compostela (La Coruña).

Los responsables de la marca tuvieron ocasión de explicar, ante un auditorio integrado por propietarios y gerentes de esa Red, los fundamentos de la orientación a la excelencia de PPG Refinish. Entre ellos, y de manera muy destacada, dos: la optimización de los procesos de producción mediante la implantación de metodologías Lean Six Sigma de organización de taller; y la utilización de productos innovadores que agilizan los tiempos de reparación, como la nueva generación de barnices D8175.

En este contexto de la eficiencia en la gestión del negocio de la reparación, la marca de soluciones para el repintado eficiente y rentable de vehículos participó en la Asamblea con una ponencia de Ernesto Zapata, Business Development Manager de PPG Refinish, quien puso de manifiesto la necesidad de que el taller cuente con las herramientas adecuadas para la gestión de procesos, a fin de optimizar los tiempos de ciclo y maximizar el beneficio de cada orden de reparación.

Metodología Lean Six Sigma: optimización, eficiencia y calidad

En el transcurso de su presentación, Ernesto Zapata destacó los beneficios de la metodología Lean Six Sigma para mejorar la rentabilidad de los recursos disponibles en el área de chapa y pintura del concesionario. El conjunto de técnicas Lean Six Sigma se revelaron como una inversión en la gestión empresarial del taller que contribuyen a aumentar la facturación, a evitar despilfarros e ineficiencias, y conseguir producir más con los mismos o menos recursos.

Con su intervención en la Asamblea de Concesionarios de Volvo, PPG Refinish renueva su compromiso con el desarrollo profesional y empresarial del sector mediante la divulgación de la metolodogía Lean Six Sigma. En palabras del Ernesto Zapata, “con estas técnicas somos capaces de mejorar los procesos en el taller de chapa y pintura mediante la eliminación de tareas que no aportan valor al cliente, suprimiendo los tiempos muertos, las acciones duplicadas y los errores”.

Barniz D8175, una muestra de rapidez

Entre los planteamientos del Lean Six Sigma para reducir los tiempos de los procesos se cuenta la utilización de tecnologías innovadoras de producto. Así se lo explicó a los concesionarios Volvo el Business Development Manager de PPG Refinish. “Un ejemplo reciente de lo que un producto innovador puede hacer por mejorar los tiempos de proceso, con un rendimiento extraordinario, es el Barniz Rapid Performance D8175. Su sobresaliente capacidad de secado ultrarápido reduce al máximo los tiempos del ciclo. Logra secar en cinco minutos a 60º C o bien en 20 minutos a 40º C, y aun así mantiene un acabado final extraordinario que puede ser pulido después de enfriar.

“Una apuesta segura para mejorar la rentabilidad y agilizar el flujo de trabajo”. Según Zapata, sacar el mayor rendimiento a cada elemento de la cadena de producción es vital.