La Directiva Internacional que regula los Compuestos Orgánicos Volátiles (COV) ha conseguido que se eliminen o reduzcan drásticamente de los productos modernos de pintura muchas sustancias potencialmente dañinas.

 

No obstante, es obligatorio utilizar los equipos de protección individual (EPI) adecuados para cada trabajo de pintura. De hecho, su uso debe ser algo natural en interés de la salud. Ofrecen protección contra las sustancias nocivas que pueden entran en el cuerpo a través de las vías respiratorias, la piel o los ojos.

Samuel Martínez, responsable de formación de Standox en España, nos brinda una serie de consejos para conseguir una adecuada protección respiratoria.

Primer consejo: sea consciente de que está usando productos químicos. Incluso los pintores profesionales más veteranos subestiman con frecuencia los riesgos de salud asociados al uso de productos de pintura.

Muchos de ellos recuerdan todavía los días en que el uso del equipo de protección en la cabina de pintura no era obligatorio. Pero los pintores deben ser conscientes de que están manejando sustancias químicas que no deberían entrar en contacto con el cuerpo. No tome a la ligera los riesgos de salud que esto supone.

Segundo: siempre use el equipo completo recomendado. El equipo personal de protección (monos, guantes, gafas y botas de seguridad, y protección respiratoria) protege contra partículas, gases y vapores orgánicos durante las fases de preparación y de acabado, tanto cuando se está mezclando como cuando se está pintando.

La protección para los oídos también es necesaria cuando se utilicen máquinas neumáticas o eléctricas. Siga siempre las recomendaciones y consejos de seguridad que se proporcionan con cada producto. Utilice el EPI completo en todo momento, incluso si está bajo presión o tiene prisa.

Tercero: la protección empieza fuera de la cabina de pintura. Muchos pintores asocian los peligros para la salud con el trabajo en la cabina de pintura, lo que es comprensible, pero equivocado. Los pintores deben protegerse incluso durante la fase de preparación.

Es especialmente importante utilizar protección respiratoria adecuada al lijar para detener la inhalación de partículas microscópicas de polvo que se crean durante el proceso. La protección respiratoria también se recomienda al mezclar la pintura.

Cuarto: máscaras para pintar. La protección respiratoria es particularmente importante para los pintores, por lo que Standox recomienda que las máscaras del pintor estén adecuadas en todo momento y se ajusten a la protección recomendada para cada producto. No se olvide de usar también las gafas de seguridad dependiendo del tipo de trabajo que realice.

Quinto: asegúrese de que el equipo está en perfectas condiciones. Los EPIS deben estar en perfectas condiciones en todo momento para ofrecer la protección adecuada a los pintores. Tan pronto como se noten daños o deformaciones se deben reemplazar las partes dañadas o desgastadas.

También es importante tener cuidado al almacenar el equipo de protección personal. Las máscaras se deben almacenar en un lugar limpio, libre de polvo y protegido de los vapores de disolventes.

Sexto: conviértase en ejemplo. Dé un buen ejemplo con la seguridad al hacer su trabajo y aumente así la conciencia de seguridad entre los compañeros de trabajo. Nada conduce a peligrosas negligencias más rápido que un compañero de trabajo que no respeta las reglas.

Por eso, hablar sobre seguridad en el trabajo con regularidad debe ser una práctica común en todos los talleres para evitar el incumplimiento de las normas de seguridad.