Talleres Roldán, ubicado en Cabra (Córdoba) y socio de la red Five Star de Cromax, ha restaurado y pintado una clásica moto Vespa y la ha donado al Vespa Club Lucena, para su próximo sorteo benéfico. El proyecto, denominado “Vespamutante”, ha llevado al equipo de Talleres Roldán siete meses de trabajo.

El proyecto surgió “para incrementar la motivación en mis pintores, un equipo joven con mucha ilusión y que necesita retos en los que pueda desarrollar su creatividad y técnicas de repintado además de potenciar el trabajo en equipo”, explica David Écija, gerente de Talleres Roldán, que cuenta en sus 2.000 metros cuadrados de instalación con un equipo de 13 profesionales, cuyas edades se encuentran entre los 25 y 35 años.

El diseño extremo convierte a la moto en un huevo al que se le rompe la cáscara para transformarse en algo nuevo y sorprendente”, comenta Écija. Para desarrollar el diseño de esta Vespa, se han utilizado varias técnicas de pintura como la aerografía y el taller ha utilizado el sistema de base bicapa Cromax para este reto. En palabras del gerente, “su extraordinario rendimiento del color y fórmula libre de cromatos nos ha facilitado el trabajo para conseguir el resultado que queríamos en este proyecto, donde la creatividad del taller y el trabajo en equipo son valores esenciales”.

El Vespa Club Lucena ha presentado la Vespa a sus socios y, según David Écija, “los comentarios recibidos y los gestos de sorpresa que se vieron durante la presentación de nuestro proyecto fueron muy positivos. Los elogios recibidos son el mejor premio para mi equipo que, por cierto, ya está pensando en nuevos retos”.