Los objetivos de los mejores profesionales de la posventa son claros: mejorar los procesos y eliminar fallos, tareas duplicadas y tiempos muertos para incrementar la productividad del taller y el servicio al cliente.

Conscientes de estas necesidades, en PPG apoyan a sus clientes para ayudarles en ganar competitividad, sin dejar de pensar en el conductor. Prueba de ello es el nuevo curso de metodología Lean Six Sigma para talleres de carrocería, en el que participaron un total de 19 profesionales.

El curso, celebrado entre el 6 y 8 de noviembre, tuvo lugar en el centro de formación de PPG Refinish en Montcada i Reixac (Barcelona).

Los profesionales, en el que se incluían representantes de la distribución, de compañías de seguros y gerentes de talleres, analizaron los orígenes y planteamientos de la organización Lean Six Sigma y los beneficios de su aplicación en un taller de chapa y pintura.

En este sentido, la total orientación al cliente, así como el objetivo de controlar y reducir el tiempo de ciclo del taller fueron las claves sobre las que giró el curso, dotado de un enfoque teórico-práctico que captó el interés de los asistentes desde el primer momento.

Julio Montes, gerente de servicios de Tysa, concesionario Ford de Sevilla, fue uno de los asistentes. "El Lean Six Sigma te ayuda a mejorar el enfoque del negocio, a entender a qué te dedicas, que no es otra cosa que a satisfacer una necesidad, la del cliente que lleva su coche hasta tu taller", considera.

"Es precisamente ese enfoque el que nos ha de hacer ponernos en el lugar del automovilista que confía en nosotros. Si ese cliente está satisfecho, volverá a traernos su vehículo cuando tenga que regresar al taller. Y es que al final todo se reduce a una cuestión de movilidad: el conductor quiere recuperar cuanto antes su automóvil", apunta seguidamente.

La metodología Lean ayuda a mejorar la percepción del servicio y su grado de satisfacción con nuestro trabajo. ¿Cómo? Explicando por qué hemos hecho una buena reparación de su automóvil y devolviendo la movilidad respetando dos premisas: la calidad del trabajo y el tiempo de ejecución.