Un total de 870 personas fallecieron en las carreteras españolas durante el año 2020. Aunque se trata de un mínimo histórico debido, entre otras causas, a la reducción de los desplazamientos por el Covid-19, es una cifra que preocupa y que podría reducirse aún más, en búsqueda del objetivo Europeo de “0” víctimas en 2050.

El estado de la inspección técnica de un vehículo guarda relación directa con su seguridad, por lo que desde Aeca-ITV recuerdan que la labor preventiva de las ITV es fundamental para determinar las condiciones de un vehículo y reducir o evitar riesgos en carretera. Según el estudio de la Universidad Carlos III de Madrid, “Contribución de la ITV a la Seguridad Vial y al Medio Ambiente”, si el total de los vehículos que no acuden a las inspecciones obligatorias lo hubieran hecho, podrían haberse evitado al menos 8.800 accidentes, más de 7.000 heridos y 161 muertes.

Van más allá los datos de la Dirección General de Tráfico, que dan cuenta incluso de la relación que existe entre los vehículos implicados en accidentes con víctimas y el estado de su ITV. De acuerdo con el informe “Las principales cifras de la Siniestralidad Vial”, en 2019 hasta el 10% de los vehículos de tipo turismo involucrados en siniestros con fallecidos o heridos tenía la ITV caducada. En el caso de las motocicletas, la cifra alcanza el 12%, mientras que para furgonetas y camiones de hasta 3.500 kg asciende hasta el 15% de los vehículos de este tipo involucrados en accidentes con víctimas.

“Los vehículos en circulación comienzan a tener averías y se hacen necesarios controles exhaustivos como los que realizan las estaciones de ITV para detectarlas y poder corregirlas. Y es que un vehículo en mal estado representa un peligro no solo para su conductor y los acompañantes sino también para todos los usuarios de la vía”, indica Guillermo Magaz, director gerente de Aeca-ITV.

En la actualidad, 45 de cada 100 vehículos que transitan por las carreteras lo hacen con la ITV caducada. Una situación que podría empeorar en las próximas semanas, según la asociación, ya que el pasado 2 de marzo finalizaron los plazos de las prórrogas concedidas durante el primer estado de alarma a aquellos vehículos cuya ITV caducó en ese periodo. Desde Aeca-ITV se hace una llamada a los conductores para que acudan a cualquiera de los más de 400 centros de ITV en España para realizar la inspección que le corresponda.