“La seguridad vial y medioambiental, como derechos inalienables de todos los ciudadanos”, son los objetivos prioritarios que defiende desde sus orígenes Aeca-ITV. En base a dicha obligación, desde la asociación muestran su “gran preocupación” ante los datos de vehículos que están circulando por las vías españolas sin comprobar que su estado cumple las normas de seguridad vial y medioambiental estipuladas. También destaca la entidad “la facilidad con la que se vierten opiniones y comentarios sobre lo adecuado o no de las medidas temporales implantadas para garantizar la seguridad en carretera”.

Los últimos datos disponibles muestran que 5,7 millones de vehículos están circulando en España sin realizar la ITV correspondiente y, de acuerdo a las cifras facilitadas por el Gobierno, 1,75 millones vehículos lo hacen sin seguro. A modo de ejemplo, se calcula que en septiembre no han realizado la correspondiente ITV el 67% de los vehículos que debería hacerlo durante dicho mes, un total de 1,2 millones de vehículos.

Desde Aeca-ITV recuerdan que los vehículos cuya fecha de vencimiento de la ITV es posterior al 1 de septiembre no disponen de ninguna prórroga por el efecto del Covid-19, por lo que los propietarios deberían haber realizado su inspección en la fecha que indique la documentación del vehículo sin que haya duda sobre las fechas de aplicación de la misma.

Para dar la mejor atención a los usuarios y poder dar salida al colapso generado tras el Estado de Alarma, la entidad subraya que “los operadores de ITV se han implicado al máximo durante este año en esta situación excepcional y han realizado un gran esfuerzo laboral y económico para incrementar la capacidad global de inspecciones en un 30%, y de forma muy significativa en aquellos vehículos con mayor riesgo potencial de daños personales, como son autocares y vehículos comerciales y de mercancías, donde el incremento ha sido del 65% en la capacidad de inspecciones”.

Este esfuerzo de los operadores ha de estar alineado, según la asociación, con la responsabilidad de los ciudadanos de realizar la ITV de su vehículo en la fecha que le corresponde su vencimiento. “En caso contrario, se generarán aglomeraciones y colapso en años próximos debido a la deslocalización y al exceso de inspecciones en determinados periodos, desalineándose de la capacidad existente y provocarán no poder ofrecer el servicio necesario a los ciudadanos y que los operadores de ITV se exigen”.

Por otro lado, y en relación con la suspensión cautelar de la medida especial sobre la fecha de vencimiento de la ITV de los vehículos cuya inspección estaba prevista durante el Estado de Alarma, el Tribunal Supremo ha admitido la personación de Aeca-ITV para defender el derecho de los ciudadanos a la seguridad vial y medioambiental, ya que esta asociación considera que “una decisión futura alineada con las medidas cautelares hoy aplicadas sería totalmente negativa para el ciudadano y la seguridad en carretera”. “La ITV salva vidas y el trabajo de la asociación es velar porque los principios básicos de la Inspección Técnica de Vehículos se defiendan y se apoyen para y por la ciudadanía”.