En el cómputo del año, se acumulan unas ventas de 1.965.280 vehículos en el mercado de usados, con un aumento del 7,4% respecto al mismo periodo del año anterior. De ellos, 1.694.899 fueron turismos y crossover, que aumentaron un 7,7%, mientras que se vendieron un 5,3% más de comerciales ligeros, 270.381 unidades, informan desde la asociación Ancove.

Respecto a la edad, un total de 130.139 vehículos transferidos en octubre, incluyendo turismos+4x4 y comerciales ligeros, pasaban de 10 años, lo que supone un 56,94% del total de las ventas del mes. En el acumulado del año, 1.178.345 (59,96% el total) superaban la década de antigüedad.

Los vehículos de menos de tres años crecieron en el mes un 30% frente al 11% del conjunto del mercado. En octubre, las transferencias de kilómetro cero fueron 18.564, con un aumento del 51,2%, por los coches que, aunque no están homologados según la WLTP, el Gobierno ha permitido seguir automatriculando para kilómetros cero.

En el acumulado de enero a octubre, se han vendido 135.314 matriculaciones tácticas, con un incremento del 30,3% sobre el mismo periodo de 2017. De ellas, fueron turismos 120.242 y furgonetas otras 15.072 unidades.

“Aunque el mercado de ocasión ha dado síntomas de salud durante el pasado mes de octubre, e incluso en el conjunto del año con un incremento del 7,5%, desde Ancove alertamos del efecto que están teniendo las automatriculaciones, que han aumentado un mes más por encima del 50% y en los diez primeros meses un 30%, muy por encima del conjunto del mercado", apunta Elías Iglesias, presidente de Ancove.

"Estas ventas que legalmente se incluyen dentro del mercado de ocasión, en realidad son kilómetros cero y compiten contra unidades nuevas, desvirtuando el mercado de ocasión”. Según Iglesias, “descontado este efecto, se mostraría un mayor debilitamiento en las compras, lo que hace pensar que se empieza a agotar el efecto de la recuperación económica”.