Los concesionarios terminaron 2020 con 464.300 vehículos de ocasión sin vender, lo que supone un 18% más de stock en exposición que un año antes, según datos de autobiz para Sumauto, especialista en portales verticales de automoción que cuenta con Autocasión y AutoScout24, dados a conocer durante el XXXCongreso&Expo de Faconauto.

Esta situación ha venido impulsada por el ‘boom’ de automatriculaciones para cumplir con objetivos y que, según MSI, rozó las 100.000 unidades el año pasado, provocando que en la recta final del año se disparara el stock hasta un 30%, con especial atención al VO joven, que duplicó su oferta en el mercado de usados, donde representan ya casi la mitad de las unidades a la venta.

A ello hay que añadir la nueva normativa europea de emisiones, de tal modo que la oferta de híbridos y eléctricos subió un 122% las automatriculaciones en 2020, según datos de Green Car Monitor VO. A pesar de la crecida de stock de este tipo de vehículos y desafiando la “ley de la oferta y la demanda”, su precio aumentó solo un 1,5% el pasado año, unos 400 euros de media, situándose en los 26.700 euros.

Aunque los vehículos usados de motorización alternativa son de media 10.000 euros más caros que los de combustión, Sumauto destaca que están teniendo una salida más rápida pues tardan unos 13 días menos en encontrar comprador. De ahí que desde el especialista se proponga "incluir aquellos híbridos y eléctricos automatriculados en el nuevo Plan Moves previsto para este año, con el fin de hacer del VO la puerta de entrada a la movilidad eléctrica y, al mismo tiempo, ayudar a aligerar la carga financiera que supone este 'sobrestock' para las redes oficiales de distribución".

infografia autobiz faconauto sumauto

Evolución del stock/precio de VO híbrido y eléctrico vs combustión (Sumauto)

Para Sumauto, esta sobreoferta de VO tensiona las cuentas de resultados del concesionario, donde es clave la rentabilidad de las operaciones, que el pasado año se situó en el 1,2%, con una caída del negocio de usados del 14,7% y unos márgenes cerca de un punto por debajo de los relativos a vehículo nuevo.

Los vehículos de ocasión pasan de media tres meses en exposición, unos 89 días, cuando lo idóneo son 60. A partir de ese umbral, la rentabilidad de la venta se resiente: un concesionario pierde una media de 15 euros por cada día que un VO pasa en stock, lo que supone un total de 435 euros anuales por coche y más de 50.000 euros al año para el negocio.

Los canales tradicionales en los que venía apoyándose el concesionario para la venta ya no funcionan, añaden desde Sumauto. El tráfico a los concesionarios entre 2009 y 2019 cayó más de un 60%, un dato pre-covid que contrasta con el 17% de aumento de las visitas a las plataformas de compraventa de vehículos en 2020, según Comscore, donde la visibilidad se multiplica y el tiempo en stock se reduce a más de la mitad frente a las exposiciones físicas.