Las ventas de automóviles en Estados Unidos se situaron en 1,14 millones de unidades durante el primer mes del año, lo que representa una disminución del 1,8% en comparación con el mismo mes de 2016, según datos de AutoData Corp recogidos por Europa Press. Del total, 427.596 unidades correspondieron a turismos, con una caída del 12,2% respecto a enero de 2016, mientras que las entregas de todoterrenos crecieron un 5,7% hasta 715.953 unidades.

Por volumen de ventas, el mercado estadounidense estuvo liderado por General Motors, que matriculó 195.817 unidades en enero, lo que supone una caída del 3,9% en comparación con las 203.745 unidades entregadas en el primer mes de 2016.

A continuación se sitúa Ford, con 171.186 unidades en enero, un 0,7% menos, mientras que en tercera posición se encuentra Fiat Chrysler Automobiles, con 152.218 unidades, un 11,2% menos.

El ranking de las cinco marcas más vendidas en Estados Unidos lo completaron Toyota, con unas entregas de 143.048 unidades, un 11,3% menos, y Nissan, con 112.319 unidades, lo que supone una mejora del 6,2%.