La industria mundial del automóvil mostró su capacidad de recuperación en 2016, con 84,24 millones de unidades vendidas, según los datos publicados por JATO Dynamics. Se trata de un incremento del 5,6% respecto a 2015 que la fortaleza del sector en medio de la incertidumbre de 2016. “A pesar de los obstáculos a los que enfrentó la industria el año pasado, un aumento de las matriculaciones del 5,6% muestra la resistencia del sector y que la disminución de Japón, Rusia y Brasil fueron compensados por fuertes resultados en China y Europa”, comenta Felipe Muñoz, analista global de JATO.

La expansión de la política de restricciones de compra de automóviles en China provocó una desaceleración en el mercado a principios del año; sin embargo, la demanda se recuperó durante el segundo semestre, con un crecimiento mensual constante de dos dígitos. Para Estados Unidos, 2016 fue un año mixto, con un descenso de las matriculaciones en cinco de los doce meses, lo que dio como resultado un incremento del 0,4% en el volumen total de registros.

En Japón, las ventas de automóviles se redujeron en un 1,6% con respecto a 2015, lo que indica una desaceleración de la retracción de la industria, en comparación con la fuerte caída del 9,5% registrada en 2015, mientras que en Brasil el descenso de matriculaciones fue particularmente dramático, con 500.000 unidades menos registradas en comparación con el año anterior, lo que supone un 45% menos que el récord de 3,63 millones de unidades de 2012.

Los descensos en estos mercados se vieron compensados por un crecimiento de dos dígitos en China, así como en la consistente recuperación de Europa, con un aumento significativo de las matriculaciones de turismos y vehículos comerciales ligeros del 7%, alcanzando los 17,1 millones de unidades.

En los mercados emergentes, India mostró su fuerza con más de 3,3 millones de unidades vendidas como resultado de la creciente prosperidad y la mayor disponibilidad de crédito al consumo.

Por otro lado, Toyota mantuvo su posición de liderazgo como la marca de automóviles más popular del mundo, a pesar de perder terreno en Estados Unidos y China. En general, Toyota incrementó sus ventas durante 2016 gracias a los fuertes resultados en los mercados emergentes como Indonesia y México.

A pesar del problema de las emisiones, Volkswagen aumentó sus ventas en un 2,8% durante el año pasado. Sus operaciones chinas permanecieron libres del escándalo, con ventas que siguen creciendo, lo que permitió a la marca compensar una disminución significativa en Brasil, Estados Unidos y Rusia. Por el contrario, Volkswagen registró la caída de la cuota de mercado más alta en Europa respecto a otras marcas, como resultado del escándalo del 'dieselgate'.