Las matriculaciones crecieron un 5,9% durante los primeros 15 días de febrero, hasta alcanzar las 36.912 unidades, según datos del Instituto de Estudios de Automoción (IEA) para Ganvam. Este incremento se debe principalmente al tirón de las empresas, con una subida del 17,7% y un total de 10.127 unidades matriculadas, que siguen actuando como motor de arrastre del mercado al continuar con su apuesta por la renovación de flotas.

Por su parte, el canal de particulares, ya sin estímulos al consumo, ralentiza el ritmo de crecimiento del mercado, incrementando las matriculaciones de turismos y todoterreno un 7%, hasta alcanzar las 18.997 unidades vendidas. Mientras tanto, los rent a car protagonizaron una caída del 8,5%, con un total de 7.788 unidades matriculadas, ya que reducen su ritmo de provisión de flotas por ser temporada baja para el turismo.

Por comunidades autónomas, las subidas más llamativas vinieron protagonizadas por Cantabria y Canarias, con un aumento del 41% y del 34,8%, respectivamente, seguidas de la Comunidad Valenciana (28,5%), Murcia (18,6%), Cataluña (15,5%), Navarra (12,2%) y Andalucía (10,9%). Por el contrario, Aragón, Castilla y León y Madrid fueron las regiones que marcaron el signo negativo en la primera quincena de febrero, al caer sus matriculaciones en un 7,2%, 1,6% y 6%, respectivamente.

En palabras del presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, “el ritmo de crecimiento del mercado se está ralentizado, lo que frena el rejuvenecimiento del parque, evidenciando la necesidad de poner en marcha un plan de achatarramiento que incentive la retirada de los coches más antiguos”. Este plan, según el responsable, “debe ir acompañado de una reforma fiscal que penalice la circulación de los vehículos viejos por ser los más contaminantes. Sólo así se conseguirá un parque más joven, más seguro y menos contaminante”.